domingo, 10 de febrero de 2013

Trio





Aunque nunca llegué a comprar este single, La canción sonó en 1982 por todos lados y recuerdo escucharla en casa de amigos y en las emisoras de radio. Consiguió vender 13 millones de copias de el sencillo. Así que estamos hablando de todo un bombazo.

Da, da, da

Se trataba de un trío de alemanes con ideas muy simplistas en cuanto a música se refiere. Aunque a muchos les pareció un tema tonto y simplón (incluido yo mismo), nadie podía negar que era pegadizo y original.
Ademas el tema cumplía los parámetros justos que la banda quería vender: música minimalista y letras simples. Esto quiere decir que el tema fue intencionadamente creado así. Lo mismo que la imagen de la banda y las portadas de sus álbunes (que eran de color blanco). Ellos realizaban un espectáculo acorde con su música. Espectáculo donde mezclaban humor y música en plan minimalista y que tuvieron que abandonar al comenzar a tener éxito y dedicarse de pleno a sus discos. Aunque el humor continuó siendo su seña de identidad y es la única forma de poder enfocar sus temas si eres el que los escucha.



Anna, Let me in Let me out


Bye Bye



La anécdota más conocida sobre el tema "Da,Da,Da" es que al cantante le regalaron un Casiotone (muy de moda en aquellos años) mientras hacían la promoción de su primer álbum, en 1981. Con este pequeño instrumento creo el tema que acabó por salir como single y tuvieron que re-editar el álbum para incluirlo.

Recuerdo un segundo single titulado "Anna, let me In Let me out", que no tubo tanta repercusión fuera de su país, donde sus temas se editaban en alemán. En cuanto a mi, nunca más supe de ellos y no volvieron a tener tanto éxito apesár de sacar dos álbunes más. Sólo en Alemania continuaban siendo populares.


Energie



En su último disco abandonaron ese simplismo al menos en los arreglos, donde añadían coros y más instrumentos. Pero en cuanto a sus composiciones la cosa continuaba muy pobre.

Para mi es una curiosidad. Un grupo divertido, que arrasó y formó parte de la originalidad y el atrevimiento (o descaro) de la década dorada de los ochenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario