sábado, 1 de agosto de 2015

Pink Floyd




Esta vez vamos a hablar un poco de Pink Floyd y lo poco que me acerqué a su música en los 80. Ni siquiera sabía quienes eran cuando en 1979 compré su sencillo "Another brick in the Wall", después de escucharlo mucho por la radio. La canción se convirtió en todo un boom y estoy seguro que fuimos muchos los que nos acercamos a esta banda en aquel momento. Pink Floyd se habían abierto al gran público y su música pasó a ser mucho más popular de lo habitual. Todo ello sin dejar de perder su sello característico y conceptual.


Another brick in the wall


Como, a excepción de este tema (y pocos más), la música de Pink Floyd no se escuchaba en las radios ni solían verse vídeo-clips de ellos en los programas de moda, para mi (por ejemplo) que solo tenía 12 años, fue como verlos y no verlos. Es decir, durante muchos años nunca más supe de esta banda y si alguna vez escuche algo, ni siquiera sabía que eran ellos. 

Wish you were here

Así que más de mayor (con treinta y tantos) fue cuando empece a fijarme en sus álbumes y ha querer escuchar algo. De pequeño, también recuerdo ver la película ambientada en el álbum "The Wall"(1979) que se estrenó poco después que el disco. Y de este modo entender el significado de las letras, ya que la peli era subtitulada. Pero se puede decir que hasta que no llegué a la madurez no conseguí entender lo conceptual de su música. Y aún así he de reconocer que sus discos me aburren más que me gustan. Por más que lo he intentado (esto es como el whisky), suelo forzarme a escucharles, no sale sólo. He de tener algún día gris o místico. Y no fue hasta los 90 cuando encontré por fin un disco que me gustaba bastante: "The Division Bell"(1994).


Money

Todo esto sin pararme a escuchar en serio el resto de su discografía, tan sólo por encima. En la cuarentena de edad encontré la calma y entendimiento necesario (gracias a otros grupos también), que son herramientas indispensables para sacar provecho de este tipo de música. Por fin encontraba sentido a su álbum "The Wall" y ahora puedo decir que me gusta también bastante (al menos el primer disco). Conozco a gente que también les costó acostumbrarse, así que no soy el único. Pero también se que nunca seré un fan.
Los verdaderos fans adoran trabajos como "The Dark Side of the Moon"(1973) que yo sigo sin poder disfrutar. Este álbum está considerado como uno de los mejores discos de todos los tiempos.O la canción "Wish You Were here"(1975) del álbum del mis titulo que es casi un himno. Aunque yo no lo pueda ver así.


Learning to Fly

Y es que sus trabajos son muy conceptuales. A veces demasiado y no es música para todos los oídos. Hay grupos de rock que hacen también discos conceptuales y suelen alegrar mucho más el oído, porque son mucho más comerciales. De hecho los álbumes conceptuales existen en casi todos los géneros musicales. Pero el rock progresivo se caracterizó por crear canciones muy variables en todo su recorrido, con grandes solos instrumentales donde demostrar un virtuosismo que a veces podría estar de más. Esas sobrecargadas e interminables composiciones tuvieron su contrapartida a finales de los setenta con el punk, que vendía todo lo contrario.

Confortably numb

Soy de la opinión (y sin ser un experto, sólo un oyente) que Pink Floyd consiguieron un equilibrio perfecto que les colocó ante un público más amplio y así trascender la década de los setenta gracias a ello. Es de los pocos grupos que al escuchar su música no sientes que sea vieja o antigua. Esas canciones continúan sonando bien, para todo aquel que quiera descubrirlas. Como digo yo siempre, hacer arqueología musical y descubrir música nueva que en realidad tiene ya muchos años.


High Hopes

Debido a esta extraña relación que he tenido con esta banda. He decidido no escribir una entrada contando toda su enorme carrera. Ya que realmente no la conozco bien y no me gusta copiar de Wikipedia. Prefiero ser sincero y si me relación con esta banda fue pobre, ha de mostrase así.
De todos modos, aquel single que me compré en 1979 es una canción que he continuado escuchando toda mi vida. Y como pasa con otras entradas de El Viejo Pop, todo lo que me influenció (aunque sólo fuese una canción) me gusta mostrarlo y compartirlo.

Shine on Your Crazy Diamond


Marooned


Seguiré investigando en su música. Sumergiéndome en su mística e intentando conectar algo más. Por lo pronto tienen unas guitarras con las que suelo flipar, me guste más o menos el disco, los solos de guitarra no me defraudan nunca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario